sábado, 18 de enero de 2014

Crónica 1ª Jornada: Villaverde 24 - CB Anres 57

IMD Wars. Episodio I: Amate


Una nueva liga, con nuevas caras y con un deseo: que el reciente título de la Copa de Otoño no sea flor de un día. Para empezar, se mostró que, al menos, ganas hay tras vencer a Villaverde en el 'estreno' en Amate.   


El equipo estaba con tantas ganas que, rompiendo su propia tradición, llegó media hora antes al choque. No había nadie ,solo la mesa y los focos apagados,mucha ansia de basket y de jugar y empezar bien. Acudió Villaverde y, nuevamente -como en la Copa de Otoño-, llegó mermado, con sólo cinco jugadores y, uno de ellos tocados. Pese a esas circunstancias, los anresistas no se confiaron y salieron en tromba, sin piedad y con una defensa cerrada. Se jugaba fácil en ataque y eso se notó en el marcador: al termino del primer cuarto reflejaba un 2-18 a favor de los azurillos.

Ya en este segundo cuarto aparecieron tres jugadores mas de Villaverde -puede que influyera la coincidencia de horario con el equipo federado- y la cosa por lo menos pintó algo mejor para el rival en juego. De todos modos, el CB Anres no dejó ni un resquicio de esperanza. Seguia como un martillo pilón, sobre todo un sobresaliente Mcauto, que hacía de las suyas desde la línea de tres. Si no había opción desde tal posición, se optaba por el plato tipycal anres, donde los pivots eran unos martillos pilones sobre su zona. Y todo a pesar de la permisividad del árbitro, que no tuvo un buen día -hasta anotó la victoria para Villaverde en el papel, menos mal que el resto del acta indicaba lo contrario-. Con todo ello, al descanso ya iba 8-28.

Tercer cuarto y seguíamos machacando el aro rival. El Anres, en su cuarto maldito, hizo bien los deberes y se dejó de pájaras. El rival jugaba mejor al basquet y se notaba ya la igualdad. Sin entrar en polémicas, el trencilla  -sí, pensamos que es mejor quejarnos cuando ganamos, porque mejor no poner excusas en las derrotas- hizo con sus acciones, que el equipo se descentrara. Un error que es atribuible más a la propia plantilla, que debe estar por encima de las incorrecciones del colegiado de turno y más en una liga como el IMD.  Con todo, Villaverde no podía recortar la losa y se quedó en 15-42 al final del tecer cuarto.

Con el partido resuelto, nos tocó irnos del partido. Entre enfadados, molestos y mosqueados por todo. Una técnica que no venía a cuento, unos rezos a Dios en la pista cuando no era hora de sermones,... a pesar de todo el mosqueo, las  canastas seguían cayendo. Y, Manolín, cuyo carácter lánguido casi no hace que se meta en este tipo de rifirrafes, se uniera a la fiesta haciendo ya su típicos cortes y yendo hacia el aro. Fue el percursionista de la orquesta. Así se llego al resultado final de 24-57, un resultado holgado pero no quita ni un ápice de mérito a un Villaverde en todo momento muy competitivo y muy correcto. Así, primer triunfo de la liga que se dedica a la familia anresista, en especial a Óscar, el exiliado canario, e Iñaki, nuestro journalist particular el que esperamos que se recupere ya de sus dolencias en la espalda. Próximo episodio: Isbilya.. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario